La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió.

Francisco De Quevedo

Advertisements