Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo.